La Planta Ceropegia

El género de plantas Ceropegia es uno de los más curiosos del Reino Vegetal. Las especies, al ser originarias de zonas donde llueve poco, han evolucionado para convertir alguna parte de su cuerpo en reservas de agua, pero además, las flores son realmente curiosas pues no se parecen en nada a las que estamos acostumbrados a ver.

Son unas suculentas de lo más llamativas que se pueden tener tanto en maceta como en el jardín.

Son plantas perennes trepadoras o enanas originarias de las Islas Canarias, África, Asia y este de Australia que pertenecen a la familia botánica Apocynaceae, la cual está compuesta por 160 especies. Se caracterizan por tener hojas que, cuando están presentes, son simples y opuestas. 

Las flores brotan durante el otoño y el invierno. Tienen una corola tubular de cinco pétalos, los cuales en algunas especies se fusionan formando una estructura de jaula. Pueden ser de color rojo, púrpura, amarillo o verde.

Cuidarlos


  • Ubicación: debido a su poca resistencia al frío, se tienen que poner en zonas protegidas con mucha luz.
  • Suelo o sustrato: tiene que tener buen drenaje. Si la tenemos en maceta podemos mezclar turba negra mezclada con perlita a partes iguales.
  • Riego: dos-tres veces por semana en verano, y cada 5-6 días el resto del año. Si se le tiene puesto un plato debajo, hay que quitárselo a los 10 minutos de haber regado.
  • Abonado: desde primavera hasta verano se debe abonar con un abono específico para cactus y crasas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera. También se puede en verano si se vive en una zona con clima suave y sin heladas.
  • Rusticidad: soporta el frío hasta los 0ºC. En el caso de que el clima sea más frío, se tiene que poner la planta en el interior.