Apple Lanzará 2 iPhone Gigantes

En 2017 vimos la llegada del iPhone X, modelo que representa el cambio más grande que ha experimentado el teléfono en toda su historia. Es sólo el primer paso. A partir de ahora, con la excepción del más económico iPhone SE, todos los nuevos iPhone que salgan tendrán la forma de ese iPhone X. Desaparece el botón Home y los marcos de la pantalla, excepto el llamado notch superior en el que se alojan la cámara frontal y los sensores necesarios para que el sistema Face ID funcione.

Se prevé que esos nuevos iPhone se presenten en algún momento del mes de septiembre, después de un evento de los que suele celebrar Apple, y lleguen a tiendas de todo el mundo pocas semanas después. Los rumores indican que habrá un modelo de 5,8 pulgadas como el actual iPhone X, pero también otro más grande de 6,5 pulgadas para contentar a todos los que quieran un terminal de gran formato.

Tanto el modelo de 5,8 pulgadas como el de 6,5 pulgadas llevarán una pantalla OLED, aunque habrá un modelo de tamaño intermedio de 6,1 pulgadas que mantendrá la pantalla LCD para que tenga un precio más económico. Finalmente, como opción para los que quieran algo todavía más económico, se conservará la opción del iPhone SE que reciclará el diseño antiguo de los iPhone. Todos esos iPhone incluirán la carga inalámbrica: Apple quiere eliminar tantos cables como sea posible.

Face ID es el nuevo sistema de autenticación de Apple con el que sólo tenemos que mirar a un dispositivo para desbloquearlo.

Los iPad también pueden experimentar cambios interesantes. Siguiendo la estela del iPhone X, ya se habla de modelos de la tableta sin botón Home y sin marcos, adoptando Face ID como método de autenticación. La fecha de presentación y lanzamiento de estos nuevos iPad se desconoce, aunque deberían llegar en algún momento de este año. Los Apple Watch también se renovarán, aunque no hay rumores acerca de qué mejoras van a presentar.

2018 puede ser un año muy importante para los Mac. Podrían aparecer modelos de MacBook con chip ARM incorporado, que se encargaría de tareas más ambiciosas de las que ahora mismo tienen los chip T1 y T2 presentes en los MacBook Pro con Touch Bar y en los iMac Pro. Poco a poco, en Cupertino quieren ir ‘robándole’ tareas a los procesadores Intel para que a la larga tengamos ordenadores Mac con un chip ARM. También veremos una posible renovación del Mac mini y la llegada de un Mac Pro que vuelve al formato modular, algo que los profesionales llevaban años pidiendo.

Por supuesto, todo ello va a venir acompañado de sendas actualizaciones de los sistemas operativos iOS y macOS. Lo último que se sabe acerca de las nuevas versiones que van a presentarse a principios de verano es que se centrarán en ser más seguras y veloces: tras las vulnerabilidades que han aparecido durante las últimas semanas es algo que hacía falta.

Finalmente, en el sector de los accesorios, veremos la llegada de los auriculares inalámbricos AirPods con un estuche de carga inalámbrica. La base de carga sin cables Air Power se encargará de cargar en un sólo sitio esos AirPods, el Apple Watch y el iPhone; y no me extrañaría nada ver algunas sorpresas en este sector. Los AirPods han sido un éxito de ventas a lo largo de 2017, y alguna lección habrán aprendido de eso.

Con todo, Apple se prepara para tener un año muy interesante y en el que va a apostar fuerte por el cambio que ha introducido ya con los iPhone X en sus dispositivos: menos botones, más gestos, más simplicidad.