Instagram Integra los Gifs y las Videollamadas

Lisboa: La Ciudad de la Luz

No hay excusas para no visitar Lisboa. Bien sea durante los días de Semana Santa o en cualquier fin de semana del año, la conocida como 'ciudad de la luz' es un destino perfecto. Existen ofertas turísticas que permiten contratar el vuelo o reservarlo por cuenta propia para comenzar una aventura con alma de fado. El visitante disfrutará de una visita panorámica con guía en español gracias a la cual —durante tres horas y media— conocerá las plazas de Restauradores y del Rossío, cuyo nombre real es plaza de Don Pedro IV, a pesar de haber mantenido su denominación anterior como costumbre.

También se recorrerá la zona baja de Lisboa —Baixa Pombalina—, un barrio del siglo XVIII reconstruido tras el terremoto que sufrió la ciudad en 1755. Hay que dejar hueco para pasear por la zona más 'trendy', conocida como el barrio Chiado, y no puede faltar la subida (incluida en el precio) al Elevador de Santa Justa, uno de los cuatro únicos ascensores que aún se mantienen activos en el callejero lisboeta. Desde una altura de 45 metros, tendrá una panorámica única de la ciudad y podrá fotografiar la plaza del Comercio, que visitará a continuación a vista de pájaro. También el barrio de Alfama, donde el ambiente se carga de aroma a espetadas de sardinas, muy típicas en esta zona.

El 'tour' guiado termina en el castillo de San Jorge, edificio con más de ocho siglos de historia que corona la colina más alta de Alfama. Su experiencia en la capital de Portugal continuará por la noche, cuando acuda a cenar a un edificio renacentista que quedó derruido durante el terremoto del siglo XVIII. El restaurante que alberga, conocido como Casa Linhares, aún mantiene las altísimas paredes de siete metros y sus grandes columnas de piedra flanqueando la chimenea. Allí disfrutará de la mejor recopilación de recetas lusas mientras se deleita con un espectáculo de fados —estilo musical caracterizado por una voz acompañada de la singular guitarra portuguesa de 12 cuerdas—.