La Calluna

La Calluna es un subarbusto que produce una gran cantidad de flores. Con una altura de unos 50cm, puedes tenerlo tanto en el jardín como en maceta, junto con otras plantas o en solitario. Crece sin apenas cuidados, y además es muy resistente.

Esta preciosa planta no sólo tiene un alto valor ornamental, sino que también puede ser utilizada como planta medicinal debido a sus propiedades.

Es un subarbusto originario de Europa. norte de África y América que alcanza una altura comprendida entre los 30 y los 50 centímetros. Es conocido por los nombres de brezo, brecina o calluna. Vive en matorrales y landas, donde crece en suelos acidófilos y expuestos al astro rey, desde el nivel del mar hasta los 2600 metros de altitud.

Se caracteriza por tener muchas ramas erguidas de color marrón rojizo, con hojas pequeñas y muy numerosas de color verde. Las flores también son muy pequeñas, de color rosa púrpura. Forman un racimo terminal y brotan en primavera.

Cuidados


  • Ubicación: pleno sol. No crece bien en semisombra.
  • Suelo o sustrato: tiene que tener un pH bajo (entre 4 y 6), y muy buen drenaje para evitar la pudrición de raíces. En maceta se puede usar tierra para plantas ácidas mezclada con un 30% de perlita.
  • Riego: cada 2 o 3 días en verano, y cada 5-6 días el resto del año.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera.
  • Abonado: desde primavera hasta verano es muy recomendable abonarla con abonos orgánicos, como guano o humus de lombriz.
  • Rusticidad: soporta heladas de hasta los -7ºC.

Usos de la calluna


Es una planta que se cultiva por su valor ornamental, pero también por sus interesantes propiedades medicinales. Se usa como astringente, antiséptico y sedante. También es una de las llamadas Flores de Bach, remedios naturales que tratan el origen emocional de las enfermedades; en concreto, el brezo se usa para tratar el egocentrismo.

Por si fuera poco, la miel que se extrae de las flores se puede consumir sin problemas.